Con la tecnología de Blogger.
RSS

ARAÑA CANGREJO BLANCA

Tengo que reconocer mi debilidad por las arañas y eso que suelen tener bastante mala prensa. Siempre me han gustado y cuando descubri a esta belleza agazapada entre los pétalos de uno de los tagetes, me quedé boquiabierta observándola. Nunca había visto una araña completamente blanca y con esta forma!

¿Por qué la llaman cangrejo? Creo que es bastante evidente! Las patas delanteras son muy características, las usan para alcanzar rápidamente a sus presas y mantenerlas sujetas mientras les inoculan el veneno paralizante. En algunas páginas de internet también he leido que andan de lado, esto no he podido comprobarlo porque siempre ha permanecido inmóvil, casi oculta entre los pétalos, de hecho he aprovechado los escasos momentos en los que era más visible para hacerle unas cuantas fotos.

Es una araña que no teje telas sino que caza "al asalto" a los incautos que se atreven a acercarse, los sujeta, les inocula el veneno y luego succiona el liquido interior del infortunado, dejando solo el esqueleto externo como muestra de sus "fechorías".
 Considero que es una amiga del huerto, ya que mantiene a raya a las mariposas. Estos hermosos insectos, vienen a poner sus huevecillos que luego se convierten en esos temidos gusanos que pueden acabar con nuestras plantas en  tiempo récord. Cuando te das cuenta, se han comido las partes más tiernas de algún plantel al que le tenemos especial cariño y en algunas ocasiones son irrecuperables. Todavía recuerdo con horror una mañana en la que mi única planta de berenjena, cuidada con mimo desde la semilla, apareció taladrada por un gusanillo verde que medía unos milímetros, por suerte los daños no fueron cuantiosos.

Parece que también se alimenta de moscas y de otras arañas a las que no duda en atacar. Como efectos colaterales hay que destacar que también son de su gusto las abejas y otros insectos polinizadores, tan beneficiosos y escasos en los huertos de ciudad.

En fin, como suele decirse, la perfección no existe. Personalmente me siento contenta de que este animalillo pase a ser parte del micromundo de nuestras macetas.


Os animamos a dejar vuestros comentarios y a que os hagáis seguidores de este humilde blog. Muchas gracias a todos por pasaros por "Un Huerto en el Patio"

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

4 comentarios:

Maricarmen dijo...

Algo funciona mal en la gestión de comentarios: es la tercera vez que intentó publicar este.
Te decía que preciosa foto y simpática araña,pero me da pereza repetirlo.

Quienes tenemos vegetales sabemos que las arañas que se ven, lejos de ser malas, forman parte de la "fauna auxiliar", ahora, las que no se ven... Nada màs temible que la microscópica araña roja: de buenas a primeras te encuentras la plantita envuelta en una tela finísima y sin brillo y ya puedes mandarle decir unas misas, porque supongo que las hortelanas ecologistas no os encomedáis a los acaricidas químicos.

Olga Plata dijo...

Casi, casi... decir araña roja, es nombrar al demonio para un agricultor urbano. Más vale prevenir con aceite de Neem o mantiendo alta la humedad, cosa bastante dificil con nuestro clima. Cuando aparecen los primeros síntomas puedes atacar con jabón de potasa y siendo muy constante. A veces, si la planta está muy afectada, no hay más remedio que pasarse al "lado oscuro" y usar algún químico, eso o darla por perdida.

Gracias por el comentario Mª Carmen, intentaré ver que pasa con las publicaciones.

Los Mejías dijo...

El jabòn de potasa no lo he usado nunca: ya me contarás, el aceite de neem sí, pero no me ha dado resultados apreciables aunque los cultivadores de María lo aprecian lo que màs.

En cuanto a los coment harta me tienen. No salen!

Olga Plata dijo...

Lo que creo que funciona mejor, es usar el neem pulverizando incluso en la tierra y unos dias después atacar con el jabón. No hay que darles respiro... mirar todos los dias muy de cerca (mis vecinos deben pensar que me he vuelto loca) y si se ve algún síntoma... volver a empezar.

Publicar un comentario