Con la tecnología de Blogger.
RSS

CALABACINES REDONDOS ( DE NIZA)


Aquí teneis mi macetero, que en su origen era un lebrillo, que yo convertí en estanque y que luego ha pasado a ser el hogar de los calabacines. En esta foto llevaban como un mes y medio plantados, directamente puse la semilla en la tierra definitiva. Les acompañaban; una lechuga romana, que ya nos hemos comido, unas matas de fresas y en la parte de atrás, un pepino. Demasiadas plantas en tan poco sitio!
 Es lo que tiene el huerto en el patio, el espacio es oro y tendemos a apiñar demasiado las plantas. Se deben combinar hortalizas de ciclo largo como el calabacín (da fruto durante todo el verano) con otras como las lechugas que se recogen al mes y medio más o menos y dejan sitio para que las otras plantas completen su ciclo.                          
 Las flores no tardan en aparecer y tengo que decir que son mis preferidas de entre todas las del huerto. Grandes y de un amarillo intenso. Son comestibles y dicen que están riquísimas fritas en tempura, aún no las he probado... Suelen salir las macho primero y las hembras se hacen de rogar.

Aquí podeis ver la diferencia entre una flor hembra (con un calabacín pequeñito en la parte de atrás) muy pegada al tallo y la flor macho (carece del calabacinito) que suele tener un tallo recto y más separado de la planta. Casi todas las dudas que se generan en el macetohuerto son con referencia a esto y a la polinización.
 Yo la hago manualmente por que el tiempo que están abiertas las flores es muy escaso y no me arriesgo a que no pase ninguna abeja por aquí. Con un pincelito o bastoncillo, cojo el polén de la flor macho (la que está en primer plano) y la paso al pistilo de la hembra. Si se ve que no van a coincidir abiertas a la vez, es conveniente guardar alguna flor macho en el frigorífico.



 Y, en pocos dias, la flor hembra se convierte en un hermoso calabacín. Es increible lo poco que tardan!!

Este cultivo necesita de bastante tierra y muy fértil. El año pasado no conseguí ni un solo fruto (como de tantas plantas) porque usé una maceta "pequeña".

El sustrato es una mezcla de fibra de coco, humus de lombriz y estiércol de caballo. Le añado humus cada dos semanas, más o menos.
  Me decidí por esta variedad porque los calabacines son más "recogidos" así que ocupan menos espacio y están bien ricos!!

Son buenísimos para rellenar! Crudos, en rodajas con cualquier aliño o ensalada están muy buenos.

Animo con ellos! La planta y la flor son hermosas y merecen la pena.






Os espero pronto en mi próxima entrada.

Olga.

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS

2 comentarios:

Los Mejías dijo...

Muy interesante esa técnica de combinar especie de desarrollo escalonado para sacar partido al espacio. Los chinos también lo hacen teniendo en cuenta la profundidad a que se desarrollan las raíces. Menudo chute de sustrato les metes!
Los calabacines son monísimos y estarán muy ricos. En Argentina llaman zapallines a los de esta variedad.

Para qué la cosecha cunda para toda la familia te propongo esta ensalada que es sorprendente y muy rica.

Ingredientes. 1 calabacín fresco y tierno – 50 gr. de piñones – 50 gr. de queso roquefort – vinagreta con aceite, vinagre, sal, un poco de mostaza y un poco de azúcar.

Preparación. Se lava el calabacín, se corta en rodajas finísimas, se pasa por la vinagreta y se tapizan los platos con las rodajas escurridas; se tuestan ligeramente los piñones en una sartén y con ellos y migas del queso se salpica el conjunto.
No debe prepararse con mucha antelación porque se lacia el calabacín; tampoco hay que ponerle mucho queso porque su sabor fuerte anula el del conjunto.

Olga Plata dijo...

Lo del sustatro es una exageración... la de nutrientes que necesitan algunas verduras para desarrollarse y aún así se me están viniendo un poco abajo... no se si será por este calor que estamos padeciendo que casi te hace recoger las hortalizas cocidas.
La receta suena a delicia, pienso ponerla en práctica lo antes posible. Crees que se podría sustuir el queso roquefort por otro más suave? Es por mis Jesuses... que no son muy queseros, ellos.
Te agradezco mucho tus comentarios, hacen que compartir estas experiencias tenga mucho más sentido.

Publicar un comentario